C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

sábado, 18 de julio de 2009

S O L E D A D


A veces, me siento como el payaso que sale en el circo, entre actuación y actuación, para entretener al personal mientras se preparan los artistas que harán los números importantes.
A veces, me siento sóla entre la multitud, y escucho el murmullo de palabras que no puedo oir, y me dá la sensación de que nadie me ve (y eso que abulto lo mio).
A veces, me pongo a pensar, que ya no quedan étapas que cubrir en mi carrera, pero no veo la meta.
A veces, ni la luz, ni el atardecer, me pueden reconfortar.
A veces, demasiadas veces, me siento SOLA.

29 comentarios:

Tere dijo...

Cada vez más,la soledad se está convirtiendo en mi mejor compañía,por suerte aún me quedan de tres a cuatro firmes pilares en los que apoyarme,pero con cuidado,siempre con cuidado porque todos somos frágiles.Besos

TORO SALVAJE dijo...

Si me permites me quedo un rato contigo y te hago compañía.

Yo también me siento así muchas veces y sé bien lo que transmites.

Me quedo, vale?, así nos hacemos compañía mutuamente.

Un abrazo enorme Isabel, y muchos besos.

Isabel dijo...

TORO SALVAJE: Gracias Toro, eres un buen amigo. Un beso

Beatriz dijo...

Isabel, guapa, la soledad como todo, hay que sentirla en su justa medida sin permitir que tome las riendas de nuestra existencia.

Quizás ha llegado el momento de plantearte nuevos retos (personeales, profesionales....). Lo mejor, es saber que la soledad está ahí y tener claro que no quieres que esté! El mundo está lleno de maravillosas posibilidades....y aquí estamos para compartir momentos contigo.

Un beso. Bea

RAMPY dijo...

Conozco demasiado bien esa sensación, así que te entiendo perfectamente.
Un rampybeso

Cornelivs dijo...

La soledad es nuestra intima amiga, Isabel.

Cornelivs tambien se siente solo muchas veces. Ya me conoces.



Estoy ahí, a tu lado, aunque no me veas. :)

Te mando un enorme beso...!

OPIÜM dijo...

Supongo que lo que acabas de expresar nos sucede a todas las personas.
Y no por estar acompañados de personas significa que no estemos solos...
un saludo,te acompaño esta tarde de sábado.

Ico dijo...

Pero tienes un montón de amigos y seguidores virtuales que están atento a tus palabras... un abrazo

dezaragoza dijo...

Tranquila, eso se pasa en un rato. Hop hop, ¡ARRRRIBA!

Gizela dijo...

Bienvenida al club..
Son épocas, en que nuestras hormonas sentimentales, nos juegan la de...vamos a ponerla sensible, para que se acuerde...
Lo que nunca me acuerdo, de que es lo que me tengo que acordar...
No estas sola, porque como somos muchas las solas y solos, y somos todos compañía jajaja
Te dejo un besote grande y seguro que esta semana, igual, nos haremos algo de compañia
Gizz

Lourdes dijo...

Menos mal que venimos unos pocos a darte por saquillo un rato,
para que te sientas menos sola.
Lo que no sé es si lo conseguimos o no...
;)

Muchos besos, Isabel!

TORO SALVAJE dijo...

De vuelta para que veas que no estás sola.
Yo por ejemple he pensado en ti esta tarde, me he acordado de lo que has escrito y he vuelto para darte un beso y todo mi cariño.

Un abrazo enorme también.

Nuria Gonzalez dijo...

No estas sola. Yo te vigilo jajaja. Nada de bajón eh!! La cabeza bien alta y palante.
Besitos guapa

Codorníu dijo...

Querida amiga, la sociedad de consumo es un proyecto. No es una playa casual donde los sucesivos naufragios de los mercados nos arrojan. Qué va.

Para ser dóciles consumidores (objetivo esencial) tenemos que ser cada vez más individualistas.

Se acabó el hormiguero, amiga.

Somos astronautas perdidos, flotando fuera de la nave vacía.

Yo también siento lo que tú sientes. Lo que sentimos todos.

Un abrazo.

Alijodos dijo...

Hola Isabel...esa soledad que nos invade cuando no la queremos es la que deseamos cuando no la tenemos...se como puedes sentirte pero piensa que la tecnologia hoy en dia nos pone al alcance lo que antes no podia: estar comunicado...aunque imagino a que soledad te refieres...En fin un abrazo desde mi malaga natal querida amiga...

mar dijo...

¡Isabel cariño! en esta sociedad y en estos momentos que vivimos es cierto que nos sentimos solos pero fíjate que cuando trabajaba(tenía una tienda de ropa de niños), y estaba rodeada siempre de gente, me llegué a sentir mucho más sola que ahora que estoy en casa y salgo poquísimo, pero tengo a la gente que realmente quiero tener, y con el blog, me siento también acompañada.

La peor soledad es la que se tiene cuando se está rodeada de gente.

Con permiso, que tomo un cafecito contigo y charlamos un poco, as lo tomameos en person jaja, ¡¡feliz domingo!!, besitos.

Meret ® dijo...

Cuando estas rodeada de gente,
y te sientes sola...es la soldedad del corazón.Creo que esa es la peor soldead.
No es un titulo bonito para esta vida, hay que luchar porque no sea así.
Debes combatir esa soledad, sólo roba momentos preciosos.

¡Volveré! cuídate...

Besos, de una nueva amiga.

Gata dijo...

Dicen que nacemos y morimos solos, pero ¡¡joder¡¡ en medio hay un enorme trecho a recorrer y somos animalitos gregarios... que duro se torna el camino CUANDO NOS ACOMPAÑA LA SOLEDAD¡¡

Bonito post.

Achuchones domingueros¡¡

Stanley Kowalski dijo...

Cómo sola? Y todos nosotros que somos? No, no y no, nada de depresiones, siempre que llovió paró y mañana será otro día, verdad?

Muchas gracias por el comentario, sos un amor!!!

Arriba el ánimo, preciosa!!!

MONTÓN DE BESOTES!!!!

Montse dijo...

No dejes que la soledad ocupe un espacio en tu vida que tu no le hayas dado. Sé que es duro, pero silba que estamso por aquí.

Besitos preciosa

Juancar dijo...

A veces no viene mal un poco de soledad,pero como dice Montse sólo el espacio que tu le des,no más.

Aunque tu NUNCA ESTARAS SOLA...

Un beso

Candela Cano dijo...

El período de vacaciones creo que aumenta la sensación de soledad. Parece que todo el mundo tiene proyectos, salidas, excursiones, viajes... y si se echa a faltar alguien con quien compartirlas, o si aún teniendo alguien no es el alguien que deseas, la soledad se hace gorda y fea.

Pero al menos en la virtualidad de este mundo no estás sola y apenas escribes unas palabras notas que otras personas están contigo.

Hermoso post y una imagen que lo dice todo. Un beso.

Gamar dijo...

La soledad es como un mar en donde estamos todos después del naufragio. Si ves con atención verás una cáscara de nuez en la que estoy, haciendo equilibrio para no caer en esa soledad.
Así estamos todos, es parte de la gran paradoja en la que vivimos. Somos millones de almas solas.
¿Cómo se puede estar solo siendo tantos?
Besos desde muy lejos

Adolfo Payés dijo...

Un gusto leerte siempre.. por ahora no he podido dedicar el tiempo necesario para comentar, me encuentro fuera de casa, pero hoy deje el espacio para comentar...

Saludos fraternos
Un abrazo

maria jesus dijo...

Hay que renovarse continuamente y aceptar que nos encontramos solos con nosotros mismos ante nuestra vida. (Que filosófica me he puesto).

Todo depende de lo que hagamos y no de lo que sintamos.

Besos

Maripaz Brugos dijo...

La soledad, a veces és beneficiosa, se necesita para encontrarse a uno mismo. Otras veces, és una losa que amenaza con aplastarnos... lo importante és salír a tiempo antes de que nos axfisie.

Un beso Isabel, y mi amistad y mi cariño

María dijo...

Hola, Isabel, la verdad es que la soledad no elegida es negativa, en cambio, a veces, se necesita un poquito de soledad, pero nunca cuando no se desee.

Mira, si te sientes sóla, y si te apetece escribirme un email, podremos ser amigas más cercanas, lo tienes en mi perfil, ven si quieres y acércate a mí, Isabel.

Un beso enorme.

Me gustó mucho lo que te dijo Toro, qué encantador es.

Isabel dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios de ánimo, la verdad es que el sábado fué uno de esos dias tontos en lo que me sentí un poco melancólica, supongo que a todos nos ocurre alguna vez, pero me vi, de repente, tremendamente arropada por todos vosotros. Ahora entiendo que se puede tener amigos sin conocerlos en persona y os estoy muy agradecida. Un beso a todos

Nota: He dicho "sin conocerlos en persona", pero he de decir, que tengo la suerte de conocer personalmente a Gizela.

Mari Carmen dijo...

Sí, Isabel, esa sensación también la tengo yo, y no me gusta nada. Me hace sentir que me hundo en el vacío que en esos instantes me habita. Y no me gusta. Afortunadamente, igual que a ti, se me pasa, y el cielo se torna azul.

Un abrazo :)