C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

martes, 14 de julio de 2009

LA NOTICIA QUE A TODOS NOS HA APENADO

Creo que todos hemos oido ayer, que Ryan, el bebé de Dalilah, la joven marroquí que murio hace apenas 15 dias, convirtiéndose en la primera víctima en España por Gripe A, fué victima de un terrible error humano. Murió, cuando una enfermera le administró la comida por vena, cuando ese tipo de alimentación, sólo se puede administrar por via "nasogástrica". Ryan estaba en el punto de mira de toda la prensa en general, debido a las circunstancias de su nacimiento, y a la muerte de su joven madre, que había acudido hasta en cuatro ocasiones a urgencias, sin que se le detectara el maldito virus. El bebé no se había contagiado y poco a poco, estaba saliendo adelante. El error humano que ha matado a Ryan, es incomprensible, y no está para nada relacionado con la experiencia de la enfermera (que debe estar destrozada), pero esto ha desatado, que el sindicato de enfermería pida una vez mas, que se formen especialistas. Actualmente existe la matrona y la especialista en salud mental, aunque esta última especialidad no se reconoce (al menos, no es remunerada).
La enfermería es en un 90% vocacional. Cuando acaban la carrera, pueden colocarlas en cualquier unidad, según las necesidades del centro hospitalario que las contrate, solo tienen que demostrar que han obtenido el título, son las prisas del verano, las suplencias.
Pueden aterrizar en una UCI de neonatos, de pediatría, de politraumatizados, de coronaría o de general, y en unas horas, tendrán que familiarizarse con aparatos varios (ventiladores mecánicos, nutrición enteral y parenteral, bombas de percusión, monitores, etc), o pueden enviarlas a quirófano, o a diálisis, urgencias, unidades de psiquiatría, tóxicos o infecciosos. En el mejor de los casos, les tocará estar en planta, que también tiene su dificultad, pero hay menos prisas.
Adquieren la experiencia con el tiempo, pasan por momentos muy difíciles, y a veces están muy presionadas, y les cuesta algún berrinche su vocación. Tienen que atender al enfermo, vivir su enfermedad y su historía, soportar la desesperación de los familiares, y sacar adelante a pacientes en momentos muy críticos (una parada, una hemorragia), porque el médico no suele estar en planta. Son el motor de un hospital, ellas (en muchos casos ellos, que también hay enfermeros), son imprescindibles para una sanidad cada vez mas descuidada, porque además están trabajando bajo mínimos. La comunidad de Madrid está desmantelando descaradamente la sanidad pública, cada vez que trasladan a un médico o una enfermera a los nuevos hospitales, no se cubre la plaza, y son los propios compañeros, los que, a costa de sobrecargarse de trabajo, están sacando adelante situaciones muy delicadas, y gracias a su profesionalidad y entrega, no están ocurriendo mas tragedias. Y por eso, a pesar de lo terrible que es la muerte de un niño debido a un error fatal, yo quisiera partir una lanza en favor de la ENFERMERIA.
Esta entrada se la quiero dedicar a una enfermera muy especial para mi, a mi hija, porque gracias a ella, a su espíritu de lucha, a su honradez y a su entrega profesional, he ido viendo poco a poco, que la enfermería, no está lo suficientemente valorada. Una enfermera no tiene precio.

35 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. La mala suerte es lo que tiene.

saludos!

dezaragoza dijo...

Erh... a ver. Que aunque no se sea especialista la alimentación nasogástrica no se mete por vena, eso lo debería saber cualquier profesional de la sanidad.

Sí, que faltan especialistas en enfermería... puede. Pero tampoco es excusa para la gran cagada.

Isabel dijo...

DEZARAGOZA: Es lo primero que digo, el error es incomprensible, las enfermeras, es algo que saben, aún recién acabada la carrera, sin ninguna experiencia.

Juancar dijo...

Lo mismo que comento en mi blog,pero sabes Isabel que sólo los que nos toca de cerca sabemos como funciona este mundo de la sanidad. Que si funciona y funciona muy bien es gracias a TODOS los profesionales sanitarios,del primero al último,porque las autoridades no saben (o no quieren saber) de la misa la mitad.

Un beso

TORO SALVAJE dijo...

Estoy de acuerdo con dezaragoza.

Totalmente.

Yo admiro a cualquier profesional sea de la rama que sea.

Y entiendo que puede haber errores, pero no negligencias criminales.

Hay cosas que son intolerables.

Y sinceramente me parece un poquito extraño relacionar esta negligencia inexcusable con lo que esté haciendo la comunidad de Madrid con la sanidad pública.

Yo no digo que lo hagan ni bien ni mal, no tengo los suficientes elementos de juicio ni la información precisa para valorarlo.

Pero lo que ha hecho esta enfermera viene recogido en el código penal.

Y si hubiera sido un hijo nuestro no hablaríamos de los políticos, sean del partido que sean, sino de la atrocidad que esa enfermera ha cometido.

No sé, me parece raro relacionar ambas cosas, lo de la muerte del niño y la política de la comunidad de Madrid en tema sanitario, lo veo como poco imparcial tratándose de lo que ha ocurrido, es como si yo dijera que Zapatero deber ir a la cárcel porque hay gente que se suicida al llevar mucho tiempo en el paro y perder su vivienda al no poder pagar la hipoteca.

Y volviendo al tema, yo valoro el extraordinario trabajo de las enfermeras y enfermeros, estoy convencido de su dedicación, pero como en todas las profesiones hay de todo, e igual que he encontrado una mayoría de buenos profesionales de la medicina también me he encontrado con algunos que son sencillamente unos canallas y sinvergüenzas, como en cualquier otra profesión seanjueces, policías, abogados, fontaneros, mecánicos o notarios.

No todos son ángeles, hay también brujas y demonios.

Besos.

Perséfone dijo...

Terrible error el que se cometió con este pequeño como terrible será el peso que la muchacha deba soportar sobre su conciencia el resto de su vida.

Es increible lo infravalorado que esta este sector, con lo necesario que es para todos nosotros.

Todos deberíamos mandarle nuestro más sincero apoyo.

¡Ah! y dale las gracias a tu hija por haber escogido una profesión como esta.

Un abrazo.

Lourdes dijo...

La pobre enfermera estará pasando la semana de su vida, vaya.
Y con sólo 22 años...
Vamos, que si no lo deja, será porque es su vocación...

Besos, Isabel!

Anónimo dijo...

Contestando a Toro Salvaje, en el caso que nos ocupa, relacionar cualquier negligencia con la comunidad de Madrid, esta estrechamente ligado, sobre todo en sanidad, ya que se esta trabajando en pesimas condiciones, por falta de personal, y muy acertado lo de exigir que se formen enfermeras specializadas, y no utilizarlas "para todo". claro que así salen mas baratas, aunque hacen la labor de una especialista, alla dónde las colocan. Siento mucho lo del bebe.
Saludos, Juan

Codorníu dijo...

Vaya polémica que se ha montado aquí. Con todo el dolor de por medio.

Creo que todos tenéis un poquito de razón. Al menos yo lo veo así.

Recuerdo cuando la Teacher (no recuerdo si se escribe así) privatizó el metro de Londres. Hace ya tanto que igual algunos, no recordáis que al año siguiente comenzaron los accidentes de los trenes: ¡había un ahorro de costes en el mantenimiento que daba pavor!

Por tanto, pienso que hay causas económicas que si que influyen en este luctuoso suceso. Y uno no puede ignorarlas o minimizarlas porque ahí están.

Por otro lado, es cierto que uno tiene que dar lo mejor de sí mismo en su trabajo. Yo, al menos me vuelco en el mío. Sé que la Comunidad se aprovecha de mi manera de ver las cosas. Pero donde no llega ella, tengo que llegar yo; porque los niños no tienen la culpa de la mala baba de nuestra presidenta.

Y luego, está el tercer enfoque. El kármico. Yo no creo que esa cría de 22 años deba recibir esa pesada losa. Y, sin embargo, esa penitencia estará arañando su conciencia el resto de su vida. ¿Quién sabe por qué? Al final, creo que hay cosas que se nos escapan (y no soy creyente) y uno se queda de piedra. Sólo le queda ser compasivo con todos los que sufren: el padre y la familia, por un lado; y esta pobre enfermera tan joven, por otro.

Así lo veo yo. No seamos muy duros con nadie.

Codorníu.

Cecilia dijo...

Los trabajadores de la sanidad madrileña llevan ya muchos meses avisando: se están recortando gastos en personal, se están pasando apuros en la atención a los pacientes porque no se incrementan los gastos en recursos humanos sino, más bien al contrario. Pacientes de hospitales de nueva factura dicen que son muy bonitas las instalaciones, pero que no hay enfermeras en los turnos de noche, por ejemplo.
Tanto recorte, tanto sobrecargar a los empleados, tiene que tener consecuencias para los pacientes.
A mí me gustaría saber la verdad de este error, porque sospecho que no se ha contado ni la cuarta parte de lo que ocurrió en el Marañón. Y lo peor es que, con sus mañas habituales, los políticos seguirán escondiendo sine die las circunstancias y los motivos de este suceso porque quizás ellos, que son los que gestionan la sanidad pública, tengan algo de responsabilidad en esta tragedia.

Gizela dijo...

De todo lo que he leido, me quedo con una cosa.
Es muy necesario, más bien debo decir prioritario, la especialización de las enfermeras.
Todas son el alma de un hospital, el contacto permanente con el enfermo y con su entorno.Pero por más vocación de servicio que tengan todas, es imposible pensar que una enfermera de piso, puede funcionar adecuadamente en una UCI por ejemplo.
Ahora bien, creo que es responsabilidad de cada quien, especializarse en su profesión.
No se puede culpar de ello a ninguna administración.
Por eso no entiendo muy bien lo que cuentas del sindicato.
O será que es distinto en España.En Venezuela, el coste de la especialización, corre por cuenta del interesado.
Pero al fin y al cabo mucha discusión,pero dos grandes tragedias.
La del bebe muerto y la de la chica que cargará con el remordimiento.
Un besote Isabel
Gizz

Isabel dijo...

GIZELA. Aquí es distinto, no hay mas que dos especialidades: Matrona y salud mental (que es la especialidad que tiene mi hija), y creo que también existe salud laboral, pero esa no se hace via EIR (enfermera interno residente), es un master. El sindicato de enfermería, lleva mucho tiempo pidiendo 5 especialidades mas, quizá, después de esto, se lo replantee la administración. Un beso guapa

Carmen dijo...

La verdad es que ha sido un lamentable error.
Estoy de acuerdo contigo y debería de valorarse más la labor de los prifesionales sanitarios en general.

Un besito mi reina

Cornelivs dijo...

Asi es, amiga Isabel.

Coincidimos de nuevo.

Besos...!

Stanley Kowalski dijo...

No quisiera estar en la piel de la persona que cometió el error.
Me encantó la dedicatoria!!!


BESOTES HERMOSA!!

Alí Reyes H. dijo...

"Partir una lanza a favor de la enfermera"...Es lo mejor que puedes hacer, ya es suficiente con soportar a su enloquecedora conciencia.

Ico dijo...

Errarum humanun est¡¡

Stanley Kowalski dijo...

Muchas gracias por el comentario, sos un amor!!

BESOTES HERMOSA

josealfonsomartínez dijo...

Es todo demasiado engorroso. Se podrían adoptar distintas posiciones. ¿Depurar responsabilidades? Quiero pensar
-estoy seguro de la vocación y buenas intenciones de la enfermera al respecto- que, sin más, caso de ser yo el padre del bebé, asumiría el hecho con resignación absoluta. Sin buscar "malhechores". Pero, claro, no me ha ocurrido.

TARA dijo...

Errores hay en todas las profesiones, es cierto que cuando se trabaja con personas, los errores pueden ser fatales. Aún asi, yo también quiero partir una lanza en favor de los profesionales sanitarios. Es cierto que las enfermeras son el motor de funcionamiento de los centros, y no siempre se esta alabando la cosas que se hacen bien y son muchas. Creo qeu el post es perfecto y esto de acuerdo cien por cien.

tia elsa dijo...

Es muy lamentable lo que cuentas y muy triste el desenlace, ojalá se tomen las medidas pertinentes como ser las especializaciones para que no vuelva a suceder, besos tía Elsa.

lys dijo...

hay veces que las circunstancias y la mala suerte se confabulan, Es terrible lo que ha pasado, y no debería haber pasado, tratar a personas es una responsabilidad muy grande. Siento gran admiración por todo el profesional que se dedica a los demás, y el cariño que ponen las enfermar@s es para mi digno de admirar, pero de nuevo digo que no debería haber sucedido. Espero que la investigación ponga las responsabilidades donde estén.

LO SIENTO POR TODAS LAS PARTES.

UN BESO.

Sombras en el corazón dijo...

Si, un error lamentable. Y cuando te toca, no encuentras consuelo.
Pero no acabamos de comprender que somos humanos, que nunca se ha vivido tanto como ahora; que antes cualquier virus, apendicitis, o cualquier pequeña enfermedad (pequeña ahora) nos podía mandar al otro lado.
Y que todo necesita aprendizaje. Los cirujanos y demás profesionales tienen que hacerse, y es normal que cometan fallos. Aunque algunos sean muy tontos.

Un abrazo, guapa

muchacha en la ventana dijo...

Los errores son de humanos. Cualquier profesional en su disciplina puede cometer un error, entre ellos hay diferencia de gravedad, este ha sido fatal.


Precioso el pot.un saludo

La Gata Coqueta dijo...

Mi querida Isabel, esta semana me siento muy triste con lo sucedido, ya no me voy a meter con los culpables, ordenanzas y muchas cosas más que ahora se aprovecha para sacar diferentes opiniones.

Y la atutentica realidad es que murió la madre por no ser atendida primero en otros centros y ahora el niño, si no se estuviera llevando este segimiento por la prensa y sucede lo mismo se hubiese quedado oculto... como en veces anteriores.

Ahora se iran corriendo el bulto hasta que se le coloque politicamente donde más interese, pero lo verdadero es que el niño ya no vuelve más... y eso es lo más triste del mundo.

Un beso un abrazo y feliz semana!!

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Sin lugar a duda. Ahora son todo misiles, bombas, regaños, penas, injurias y agravios contra esa pobre joven enfermera...

Estoy seguro que ella ya está pagando y sufriendo lo indecible por ese faltal error - tan sólo un segundo -...Pero no es ella la culpable, busquemos más arriba, mucho más arriba y veremos que son estos Judas que ya la han crucificado los culpables últimos de este fatal error.

En otros paises es imposible que se hubiera cometido este fallo, porque saben - sabemos - que nadie es capaz de estar concentrado 8, 10 o 12 horas seguidas. (por muy profesional y por mucha experiencia que tenga).

Ahora tenemos dos familias destrozadas.

José Manuel Beltrán dijo...

Hola Isabel, yo aquí ya de vuelta.
Me uno a tu dedicatoria. No voy a entrar en ningún tipo de opinión en relación a la enfermera ( lo fácil sería hacerlo) pues me imagino como puede estar ella.

Pero la Sra. Aguirre, como principal responsable de la Comunidad, debería analizar profundamente si el estado de los servicios sanitarios en Madrid se pueden mejorar. La salud es un tema de todos, ni de izquierdas o derechas.
Un besito, ciudadana y otro grande para "tu" enfermera.

Ahh, para todos. Ya está actualizado y lo queda el blog de viajes http://paradaconfonda.blogspot.com

Alijodos dijo...

desde aqui mi apoyo total hacia las enfermeras y su labor...estan infravaloradas...y una pena lo de esa mujer y su bebe...saludos isabel...ah y lei mi post dedicado y te deje un mensaje...gracias...espero que el teclado vaya bien...

Conversaciones de todo dijo...

Si la gripe es soportable, y fatidioso, y la persona que tiene con gripe tiene que sonarse todo los dia mocos, para que se valla la gripe. Y estar en su casa.

MentesSueltas dijo...

Quedo triste y en silencio...

MentesSueltas

J.M. Ojeda dijo...

¿Cosas de La vida?

¡El Destino!

“QUIZAS LA ADMINISTRACION…”

Prevalecen los intereses MONETARIOS.
¿Cuándo despertaremos del Letargo, establecido.
Establecido por quien, mueve los hilos de las marionetas.
Aquellas que miran, dicen y poco mas.
EL RESTO.
NOSOTROS.
Seremos capases algún día de entender un mundo para nuestros hijos…
Saludos de J.M. Ojeda.

Tere dijo...

Me costaba enfrentarme a esta tragedia replicada por todos los medios de comunicación,¡pobre niño y pobre chica!a los dos se les ha roto la vida.Besos

RAMPY dijo...

Comparto la opinión de Hiperión
Un rampybeso

Nuria Gonzalez dijo...

Sabes que yo lo pasé muy mal con mi padre y es una espinita que tengo clavada. Aún así el tema que ahora se nos presenta es terrible, falta personal sanitario y no quieren resolverlo, como siempre por culpa del dichoso dinero.
Como tú dices las prisas del verano... meten cualquier suplente sin conocimientos suficientes y luego ocurren desgracias.
En cualquier puesto de trabajo la sobrecarga de trabajo es normal y rutinaria pero cuando se trata de nuestra salud, estamos jugando con fuego y algunas veces alguien sale chamuscado.
Besitos a tu hija que lo debe estar pasando mal.

Besitos guapa

dra jomeini dijo...

Es una verdad real como la vida misma: si hay especialidades médicas, ¿por qué no las hay de enfermería? Nada tiene que ver el trabajo de una instrumentista con el de un enfermero de críticos y ambos tienen que estar bien formados.