C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

sábado, 6 de junio de 2009

VUELO AF-447


El 31 de Mayo, el vuelo AF 447, que despego de Rio de Janeiro con destino a Paris, se perdio en algun punto del Atlantico, con 228 personas a bordo. Seguramente todos habreis escuchado la noticia por television. Se sabe muy poco de los motivos que causaron el accidente, y hoy han aparecido dos cuerpos. Si se desintegro en el aire, los cuerpos pueden estar espacidos bajo el Atlantico, a kilometros de distancia. Cuando ocurre una tragedia asi, si no se nos recuerda constantemente, a los pocos dias, nos olvidamos de ello, y seguimos con nuestra vida, y es logico, no podemos detenernos, pero a mi, estas tragedias, me hacen pensar en lo fragiles que somos. Cada uno de los 228 pasajeros que se han quedado en el mar, tenia una vida, unos proyectos, ilusiones, gente a la que amaba y gente que le amaba, y de repente, se acabo. Todo por lo que han luchado, todos los planes, todas las veces que el rencor o la violencia se apodero de sus corazones, ya no valen para nada, todas las veces que no dijeron "te quiero", ya no lo podran decir, no podran disfrutar del aroma de las flores o de un paisaje nevado, no volveran a abrazar a nadie, no volveran a disfrutar de un dia de campo. Para ellos, se acabo todo, nosotros, seguimos haciendo planes, seguimos vivos, pero somos tan fragiles, que cada segundo de vida, deberia ser un reto. No nos olvidemos de sonreir, ni de abrazar, ni de querer, ni de sentir intesamente los aromas, y disfrutar de los colores. No nos olvidemos de VIVIR y dejar VIVIR.

33 comentarios:

alma máter dijo...

Ha sido una tragedia, y como tu dices, estos horrores impredecibles hacen que se queden en el aire....tantas y tantas cosas....

Un beso fuerte!

Lourdes dijo...

Es verdad, Isabel.
No sabemos vivir al día,
no aprovechamos cada instante,
porque nunca nos planteamos que somos mortales,
y que un minuto estamos aquí y al siguiente puede que ya no.
Y es lo que tú dices:
cuando vemos una tragedia así en la tele, nos damos cuenta,
pero nos dura poco ese "despertar".

Besos, guapa!

without dijo...

Todos vivimos, hasta que un día se acaba... sólo hay que esperar que cuando eso ocurra no dejemos nada por hacer o decir.

Besos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Toda la razón: no sabes cuál es tu último día, pero vive a tope por si es mañana. A ver si nos lo metemos en la cabeza.

tia elsa dijo...

Tienes toda la razón, te juro que trato de recordarlo cada vez que me hago problema por tontenras, o alguien me ofende o me lástima, será que ya no soy tan jóven y soy un poco más sabia, besos tía Elsa.

ainhoa dijo...

Ha sido terrible....y como digo siempre segundo que se va ya no vuelve, cada segundo es unico y hay que vivirlo...tan importante es decir Te quiero y tan obvio que no lo decimos a menudo y después...no hay que dar nada por echo....
Un besazo.

UMA PAGINA PARA DOIS dijo...

Sorri quando a dor te torturar
E a saudade atormentar
Os teus dias tristonhos vazios

Sorri quando tudo terminar
Quando nada mais restar
Do teu sonho encantador

Sorri quando o sol perder a luz
E sentires uma cruz
Nos teus ombros cansados doridos

Sorri vai mentindo a sua dor
E ao notar que tu sorris
Todo mundo irá supor
Que és feliz


(Charles Chaplin)

Desejo um lindo domingo com muito amor e carinho.
Abraços Eduardo Poisl

TORO SALVAJE dijo...

Si, tienes toda la razón.
Buenos consejos Isabel.
Hemos de valorar más lo que tenemos y que seguimos vivos.

Besos.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Muy bien dicho, hay que disfrutar cada minuto porque es único e irrepetible

Besos

David dijo...

Asi parece ser. Somos poca cosa en todo este espacio, y además vamos por ahí engreídos pensando que somos onmipotentes. Aunque todos estamos en constante peligros que nos lleven al otro lado, intentemos al menos vivir con el nivel de riesgo minimizado al justamente necesario. Luego que la loteria de la vida decida.
Un saludo, me ha encantado este momento terapeutico en que nos invitas a pensar.
Un abrazo ¡

RAMPY dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo.
Gran post.
Un rampybeso

Mal bicho dijo...

Nunca te despidas de tu pareja sin decirle lo mucho que la quieres. Aunque vayas a comprar el pan.

Naveganterojo dijo...

El dia que no has sonreido, el dia que no has dicho "te quiero", el dia que no has sido capaz de hacer feliz a alguien....es un dia perdido que jamas volvera.
Tendriamos que aprender de estas tragedias y comprender que lo que dejamos para otro dia por simple desidia, puede que nunca podamos hacerlo o decirlo.
Un abrazo amiga mia

Cornelivs dijo...

QUIEN SABE MAÑANA LO QUE SERA DE NOSOTROS?

Asi es, querida amiga.

Mi condolencia a las familias de las victimas.

un abrazo, amiga.

Ico dijo...

La verdad que a nosotros nos toca profundamente porque nos hacer revivir la trajedia dde Barajas del vuelo de Spanair que venia a Las Palmas.. piensas en toda esa gente y en la necesidad y obligación que supone para nosotras la avión y la cantidad de veces que la tomamos al año..hya que vivir cada día intensamente tienes razón

Fernando Manero dijo...

Emotiva entrada de homenaje y recuerdo a unas personas que pronto han dejado de existir poniendo fin a unas vidas que no debieran haber terminado. Ha sido una noticia terrible, atroz, que revela lo frágiles que somos y la indefensión en que nos encontramos ante un azar que nunca podremos controlar. Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Cada vez que me subo a un avión pienso... ¿y si este es mi último vuelo? Luego desecho el pensamiento porque espero no tener tan mala suerte. Siempre ruego para que no nos suceda nada porque una vez allá arriba, ya todo escapa a tu control.

Un abrazo :)

Silvia dijo...

hola!mis oraciones para sus familias....
tienes mucha razón ...gracias por el consejo...
un buen homenaje a las víctimas...
besotes!!!
silvia cloud

Malena dijo...

Hola Isabel. Tienes razón, hemos enfocado los mismos pensamientos partiendo de dos temas diferentes. Ha sido una desgracia lo del accidente. Me he planteado también lo que es truncar unas vidas sin darles la posibilidad de hacer todo lo que habían dejado pendiente. Esas cosas tan pequeñas pero tan importantes, por eso digo y dices que no aplacemos el tiempo, que hagamos las cosas en el momento que pasan por nuestra mente no sea que mañana sea ya tarde.

Besos y rosas para tí.

Conversaciones de todo dijo...

Isabel Cual quier prolema de los que susedad, puede ser una falla.
Cuando yo regresse de Miami el la avio paso un vacio, yo me sute del vacio, yo estaba cotubrado, cuando estaba pequeño, Primera ves que memonto una avion, el la avion se llava Avior.

Alijodos dijo...

la muerte nunca sabe uno cuando se la va a encontrar. por eso hay que vivir...un abrazo isabel... (te llego mi correo?)

José Manuel Beltrán dijo...

Hechos como estos y, desgraciadamente otros similares, son tragedias tremendas. Obviamente cuando nos montamos en un avión para pasar nuestras vacaciones nunca pensamos que pueda suceder, pero el destino es así. ¿Y qué podemos hacer nosotros para cambiarlo?
Un besito, ciudadana.

moderato_Dos_josef dijo...

Vivir es ley, dejar vivir una obligación necesaria e imperiosa. Yo también he pensado en nuestra fragilidad; un día estamos y al siguiente, ya no. Por eso conviene vivir hasta el último segundo depués... todo se habrá acabado? Si uno es realista y piensa con lógica, dioses y religiones aparte, eso parece... Abrazos!

VIVIR dijo...

Yo que tantisimo he volado... durante 32 años de mi vida... a veces pensé en tragedia... posiblemente por todas las cosas que he pasado y he vivido le doy mas valor a la vida... y creo en menos cosas dicho sea de paso...

un abrazo Isabel

TriniReina dijo...

Nacemos con la muerte a cuestas y ella elige el momento de aplastarnos...

Eso sería lo más fácil: vivir y dejar vivir; pero qué difícil lo hacemos y es que somos simples complicadores.

Saludos

Carmen dijo...

Verdaderamente ha sido toda una tragedia, a mi también me a afectado mucho.

Me encanta lo que has escrito y como lo has dicho, sin duda para una buena reflexión.

Un besito preciosa y feliz semana

Nuria Gonzalez dijo...

Si pienso en eso me entra un sudor frio por todo el cuerpo que no puedo aguantarlo. Una vez viniendo de México pillamos una tormente del carajo y el avión descendio bruscamente, es como un descenso en ascensor de muchos metros en cuestión de segundos. El resto del viaje ni te cuento... cuando llegué a Barajas... colitis.
Y por eso y muchas cosas más VIVO, VIVO TODO LO QUE PUEDO, DISFRUTO DEL MOMENTO Y POR SUPUESTO DEJO VIVIR.
Ainssss!! Qué tengo que coger aviones dentro de unos días.!!!!

Besitos guapa

cristal dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que somos frágiles, nuestra vida pende de un hilo y no la controlamos. Empecé a ser consciente de eso cuando, en el espacio de cuatro años, fallecieron dos de mis hermanos. Desde entonces la vida tiene otro significado para mí, e intento valorarla y aprovecharla cada día. Tu texto está lleno de sensibilidad y humanidad y es cierto que todas esas personas desaparecidas deben ser recordadas y tenidas en cuenta. Al menos han contado con tus palabras y tu reconocimiento, si pudieran leer tu texto se sentirían, sin duda, agradecidas. Un abrazo fuerte, Isabel.

marbu dijo...

Ah!! Cuánta razón tienes. Hay que disfrutar el instante, somos frágiles, en todos los sentidos, también de mente.
Triste destino, que nos puede tocar en cualquier momento.
Besos Isabel.

Soñadora dijo...

Isabel, comparto plenamente tu reflexión. La vida es efímera, nadie está seguro de estar acá mañana, por eso debemos intentar vivir plenamente y en paz cada día, no mezquinar los te quieros, ni dejar de perdonar. Sonreir mucho y sobre todo disfrutar del momento que te toca cada día!
Por cierto, me parece preciosa la idea del encabezado que cambia, voy conociendo de a poquitos tu Madrid.
Besitos,

Gabiprog dijo...

No deberian necesitarse tragedias para recordarnos la magia que hay en cada aliento de vida!

Un abrazo bien fuerte!

Juancar dijo...

La vida es muchas veces así d e cruel,uno no sabe que le deparara el mañana por eso hay que vivir cada día como si fuera el último.

Un besote

Maria Luisa dijo...

Querida Isabel:
Que razón tienes.
Tu que has pasado por situaciones de pérdidas, cuando sales a la calle te preguntas:
¿Por qué nadie se hace eco de mi dolor?
Todo continua igual.
La cajera del súper, las personas que van a coger el autobús o el metro, en la cafetería las tomándose un café como siempre, dialogando, y tu con tu dolor repites:
¡ Es injusto! ¡Y mi pena!

Todos seguimos, tenemos que seguir.

Mi cariño a todas las familias.