C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

domingo, 22 de febrero de 2009

EL DESFIBRILADOR

FLORES PARA PEPA
Pepa trabajaba hasta ayer en una residencia de ancianos de Carabanchel. Su trabajo, en la cocina, en turno de mañana. La residencia para mayores, gestionada por la Comunidad de Madrid, tiene capacidad para unos 80 ancianos, tiene servicio de enfermería y servicio médico propios, servicio psicológico, fisioterapia, gimnasio, cafetería, jardines, atención religiosa y capilla. Además, la residencia para ancianos de Carabanchel, tiene un premio a la calidad de los servicios que le fué concedido en 1.999.
Pepa llevaba un par de dias que no se sentia muy bien, pero a pesar de ello, no dejó de ir a trabajar, y ayer, en los vestuarios , vestida para marcharse a casa, empezó a sentirse peor, y se desplomó delante de otras compañeras, que inmediatamente dieron la voz de alarma, y hasta los vestuarios, acudieron los sanitarios que estaban allí en ese momento. El médico que la atendió, al comprobar que Pepa tenía una parada cardiorespiratoria, pidió urgentemente el desfibrilador, pero el dichoso aparato no funcionaba, y llamaron a una ambulancia, y aunque médico y enfermeras le practicaron una reanimación manual mientras llegaba la ambulancia, desgraciadamente, nada se pudo hacer por Pepa, su corazón, no pudo arrancar a mano, el desfibrilador hubiese podido salvarla. Pero lo mas cruel de esto, es que el dichoso aparato, no vale mas de 2000 euros, lo cruel de esto, es que además de que Pepa se ha ido para siempre, estamos hablando de una residencia donde hay 80 ancianos, que han contribuido toda su vida con su trabajo, que han pagado sus impuestos, y que abonan en la residencia el 82% de sus ingresos. Ellos no estan alli por gusto, son nuestros padres, nuestros abuelos, que por mil historias distintas, no pueden ser atendidos en casa, o no pueden valerse por si mismos.
El personal que trabaja en esa residencia, me consta que hace su trabajo, tanto medico, como enfermeras, auxiliares, y personal de limpieza y cocina, con total profesionalidad, pero de nada les vale, si no tienen los medios necesarios cuando se encuentran ante una situación de emergencia. Cuando le concedieron a la residencia el premio a la calidad de servicios, supongo que se referirían al trabajo del personal que alli trabaja, no a los medios con que cuentan para ejercer su
tarea. Ultimamente, se hacen recortes, con la excusa de la crisis, que afectan siempre a los mismos, falta material sanitario, no se cubren bajas, y en algún hospital, los dietistas, tienen orden de utilizar en la elaboración de los menus, aceite de girasol, por aquello del ahorro. Ya está bien de recortar siempre a costa de los mas desfavorecidos.
foto de Lisa - www.arteyfotografia.com

28 comentarios:

Tere dijo...

Es una historia muy triste,indigna mucho que se despilfarren recursos y que no haya lo más elemental y qué lástima,¡pobre mujer!a la familia le quedará la angustia de que quizá se podía haber hecho más por ella.
Abrazos

toñi dijo...

Que pena Isabel , es horrible pensar que por ese tipo de cosas se pierda una vida, Que no sean capaces de tenerlo todo bien controlado sabiendo que hay tanta gente mayor ahí dentro y desde luego como tu bien has dicho pagando dinerales como las que pagan los ancianos, pero claro algún beneficiado habrá por ahí , como siempre.

Un beso

julian dijo...

Siempre el maldito dinero,da pena que una persona se muera por algo que se podía haber evitado con un simple gesto ,como es el tener un desfibrilador.Te dejo en mi blog un mimo-premio que me han concedido y yo a su vez te concedo a tí para que sueñes un poco despierta.Un beso isabel y e un placer leer lo que escribes.

consuelo dijo...

La sanidad pública no tiene en cuenta estos "pequeños" detalles que en ocasiones son importantísimos para salvar vidas.
Saludos!

alma máter dijo...

Muchos de esos recortes a costa de vidas humanas.... gran desgracia y.... la cruda realidad.

Un beso.

Maria Luisa dijo...

Querida Isabel: Otra persona que se nos va, que nos ha dejado.
Es triste que pasen estas cosas, por descuidos, por no gastar.
Es tremendamente injusto que en una residencia de mayores no haya un desfibrilador.
Me "arde la sangre" que los políticos me da igual si son de un lado o de otro, se gasten miles de euros para amueblar sus despachos y para u aparato tan necesario no haya prosupuesto.
Es injusto totalmente injusto...

Mi cariño para la familia de Pepa.

Un beso dolorido.

Lourdes dijo...

Joé, qué triste.
Siempre pasa igual, cuando se podía haber evitado una muerte y no se ha hecho por el dichoso dinero...
Es triste y doloroso, sí.

Un beso, Isabel.

José Manuel Beltrán dijo...

Esto es simplemente lamentable. La vida de una persona no puede depender de que un "cacharro" no funcione, cuando es obligatorio que así sea. Nos es cuentión de técnica. Es que, si debemos pasar la revisión obligatoria de nuestro vehículo, los aparatos que nos pueden salvar la vida deben estar en permanente revisión. ¡ Y ahora, ¿de quién es la responsabilidad? ¿de qué vale si ya no puede devolverle la vida?
Me entristece más, porque ese es mi barrio de toda la vida -Carabanchel- aunque lleve viviendo ahora muchos años fuera.
Besos a todos los ciudadan@s

Markesa Merteuil dijo...

:-(

dezaragoza dijo...

Otra noticia que demuestra cómo hay que empezar a rebelarse contra los que gestionan mal los impuestos de todos. Ciudadanos en Blanco.

Luz de Gas dijo...

Tremendo, espero que pronto se encuentre una solución para que no pase cosas como esta.

Besos

Gizela dijo...

Cruel historia Isabel, cruel e irónica.
Y lo peor es que de esas hay muchas, tal vez en España, no tantas, pero te sorprenderías cuantas de esas historias se viven diariamente en latinoamericana.
Lo que cuentas con justa indignación sucedió en un asilo, te puedo contar de este tipos de historias, pero en hospitales venezolanos, donde no hay ni equipos ni medicamentos, solo enfermeras y médicos, que ven como mueren pacientes sin ellos poder hacer nada.
No me gusta ser drástica, me tengo miedo cuando me pongo así, pero a veces, (más bien muchas últimamente), pienso que si las autoridades encargadas de que las cosas funciones como deben funcionar, pagaran penalmente por echos así, las cosas comenzaran a cambiar.
Un beso Isabel, y lindo domingo para ti
Gizz

Ana dijo...

Muy triste,es una pena que no se gaste un poco mas,en lo que realmente hace falta...

Besos

Stanley Kowalski dijo...

Pobre Pepa, que en paz descanse. Este tema de los recortes sale cuando pasa algo así, y luego, increiblemente se acalla hasta que vuelve a ocurrir.

Un beso grandote

Esther dijo...

qué injusticia.. Morir por estar estropeado.. A ver si se les cae la cara de verguenza a algunos al trascender estas cosas a los medios y ponen remedio..Aunque para Pepa por desgracia es muy tarde ya..

besitos

Cornelivs dijo...

Es injusta esta vida muchas veces. No deberian de escatimarse medios para intentar salvar vidas. ¿Por que las grandes potencias no recortan de una vez su gasto en armamento? ¿Cuantos desfibriladores podian comprarse con lo que cuesta fabricar, tan solo, un misil?

Un abrazo...!

tia elsa dijo...

Isabel: realmente tristisimo, eso también es prueba de la falta de controles por parte de los Estados, en un lugar donde hay exclusivamnte ancianos no puede no funcionar un aparato de estas características. Lamentable, besos tía Elsa.

Juancar dijo...

Me produce una enorme tristeza la historia que nos cuentas Isabel. Lo cierto es que afortunadamnete estos aparatos no son de uso diario y por lo tanto deberian de probarse con relkativa frecuencia para comprobar que funciona correctamente por si son de necesidad.
Un beso

faladomi dijo...

es realmente horroroso, y deja un sabor de amarga impotencia e indignación.

un beso

MARISA dijo...

jo que triste amiga..plof..

Silvia dijo...

hola!muy triste tu historia y espantoso lo del aparato....
los inspectores dónde estaban? pobres ancianos...
besos a Don Antonio(sabes que día cumple años).
abrazotes.
silvia cloud

Gabiprog dijo...

La crisis no es para todos igual...

:/

Un beso.

mar dijo...

Cuanta razón tienes, ojalá tomen conciencia y empiecen a poner desfibriladores se salvarían muchas vidas, lo siento por la pobre Pepa, besitos.

Soñadora dijo...

Descanse Pepa en paz, y que las autoridades tomen conciencia de lo que realmente importa.
Increible que en un centro así faltara algo tan esencial!
Besitos,

Maslama dijo...

hola guapa;
en un país medio justo, esta historia debería ser causa de escándalo y provocar dimisiones y cambios.. como vivimos donde vivimos, nos limitamos a suspirar con tristeza y a dedicar un recuerdo a esta nueva mártir de la corrupción y la incompetencia de políticos y funcionarios

besos,

Assumpta dijo...

Qué historia tan triste y tan dura... me quedo sin palabras.
Precisamente en un sitio donde ese aparato podría hacer tanta falta, no funciona!!

Una flor también de mi parte para Pepa

María Diez dijo...

No hay dinero para un desfribilador, pero si miles de millones de euros para reflotar bancos.
Las crisis siempre las pagamos los mismos.
Un cálido recuerdo para Pepa.

Anónimo dijo...

Beside the fact that the iphone can call I was wondering why the ipod touch cost more than the iphone. I know they're expensive but the internet and movies is something I really wanted.
[url=http://www.watpratat.org/phpBB/viewtopic.php?p=4765#4765]unlock iphone[/url]