C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

sábado, 6 de diciembre de 2008

COMO EDUCAR A UN NIÑO Y NO MORIR EN EL INTENTO


Hace unos dias, mi amigo Rampi, me envió el enlace de una noticia interesante por el tema que toca y muy abierta al debate, de las que a mi me gustan, vamos, GRACIAS RAMPI.
La noticia es la siguiente:
El Juzgado de lo penal nº 3 de Jaén, ha condenado a una madre a 45 dias de prisión, y a no acercarse a menos de 500 metros a su hijo, durante un año. La sentencia recoge probado que Maria del Saliente, recriminó a su hijo de 10 años porque no había hecho los deberes, a lo que la "criaturita" respondió lanzándole una zapatilla y corriendo a esconderse; la otra "criaturita" (la madre), le siguió, le alcanzó, le cogió por el cuello, le arreó un tortazo que hizo que el menor se golpeara y sangró por la nariz. Luego en el colegio, el tutor del niño, percibió rastros de sangre y un hematoma en el cuello, por lo que puso los hechos en conocimiento de la policia.
Yo no sé, si el niño le lanzó la zapatilla a su madre porque es agresivo o porque se estaba defendiendo, o si la madre suele ser así de contundente o le pilló un mal dia.
Mi padre nunca nos tocó, ni a mis hermanos, ni a mi, el hombre no tenía tiempo, siempre estaba trabajando, pero mi madre, hoy en dia, le habría caido "cadena perpetua", porque aunque no recuerdo que nunca nos hiciera sangre, nos daba con el palo de la escoba, nos agarraba por los pelos, y si corriamos, nos tiraba la zapatilla o lo que pillaba, pero claro, eramos cinco, y la teniamos loca, la pobre estaba desesperada. Pero actualmente las cosas son distintas, los niños, mas que traviesos, son pequeños tiranos, no quiero con esto disculpar la violenta reacción de Maria del Saliente, pero quizá, un año separada de su hijo, va a ser mas un castigo para él que para la misma madre. Cada dia son mas violentos a edades mas tempranas, entre 6 y 12 años, amenazan a sus padres con denunciarlos, si les levantan la voz, o si le registran el contenido del ordenador, se organizan (algunos) en grupos para subir a youtube videos de salvajadas que cometen, y cada vez hay mas profesores que piden bajas laborales por depresión.
¿Que está pasando?. Quizás les estamos consintiendo demasiado, un niño, necesita todo el cariño que le puedas dar, pero a veces es muy importante no darle todo lo que piden, la televisión es nociva para la salud mental de los menores, el uso de los ordenadores y las consolas, tendría que estar limitadoy controlado , porque yo he visto jueguecitos de consola, que cuanta mas gente maten, mas puntos les dan. Yo recuerdo que lo mas violento que veía, era el correcaminos, solo teniamos la primera de televisión española, bueno luego también nos llegó el U.H.F, la pantera rosa, Locomotoro, y la calle, muchas horas en la calle, jugando al rescate, al pañuelo, a las chapas, al truque, al escondite. Seguramente hoy, nos falta tiempo para nuestros hijos, trabajamos muchas horas fuera, a veces, ni comemos en casa, pero hay que buscar tiempo en nuestras vidas, para darles una mejor vida a nuestros hijos, para jugar con ellos, para charlar, para salir de paseo, para que sientan que estamos a su lado, porque se está notando y mucho, en los niños y adolescentes, la falta de referentes adultos que les eduquen, les protejan y les enseñen a ser niños, que para ser adultos, y estar quemados, ya tendrán tiempo.

43 comentarios:

Esther dijo...

La verdad es que muchos están muy consentidos y así no puede estar un niño porqeu forma niños egoistas.. YO tampoco disculpo la violencia de la madrep ero seguro que no quería hacerle tanto daño como le hizo, fué en parte un accidente..Como bien dices a lo mejor casi ella descansa mas de el si era algo travieso..

Yo sólo recuerdo una vez que mi padre me dió una bofetada por llamarlo idiota.. fué la primera y la ultima vez que lo dije y que me dió .. me sirvió de lección porque me hizo respetarlo..

Los padres son padres aparte de poder ser amigos ,confidentes.. y los hijos se tienen que dar cuenta que les tienen que respetar,pero por desgracia ese respeto se ha perdido hoy en dia..

besitos pasa un buen puente

faladomi dijo...

Complicado saberlo desde afuera, claro está. Pero es evidente que la educación y la sociedad en general ha cammbiado no tanto porque haga falta la autoridad sino el autorizarse en lo que uno dice, me parece.
Un saludo

Leznari dijo...

Pues Post el de hoy, estoy de acuerdo contigo, es más no se hasta donde vamos a llegar, el no poder dar un azote en el culo a nuestros hijos en un momento dado...siempre ha existido y como bien dices no nos hemos dedicado a denunciar a nuestras madres.
Se tienen que dar cuenta, de que a los padres les tienen que respetar,pero por desgracia ese respeto se ha perdido....tanto a padres, como a profesores, familiares etc. Es lo que yo pienso.
Un besito.
LEZ

RAMPI dijo...

La verdad es que es un asunto espinoso. Yo no puedo opinar con propiedad, puesto que no soy padre.
Tengo un sobrino de seis años que es la alegría de su casa, pero cuando se emperra, se emperra.
Incluso cuando le dices Javi, no hagas eso, el niño hace justamente lo contrario de lo que le dices.
Y llega un momento en el que se lo tienes que decir de forma que se entere.
Sé que educar un niño es dificil, pero no podemos consentirle que consigan todas las cosas, sino que creo que hay que darle una de cal y otra de arena, sino tendremos un niño caprichoso y mimado, que no encontrará límite a sus caprichos
Francamente, creo que se han pasado tres pueblos en el juicio de esta mujer, y probablemente la jueza no tenga hijos, sino no se entiende.
Desgraciadamente, muchas veces el problema es que los jueces no tienen perspectiva objetiva del problema, sino que se dedican a aplicar la ley según su criterio.
Ni los políticos viven en este mundo, ni los jueces tampoco. Entonces quiénes viven en este mundo?
Los que siempre nos comemos los marrones de los demás.
Un beso

Lourdes dijo...

Vamos, a mí en la vida se me habría ocurrido tirarle una zapatilla a mi madre.
Bueno, ni una zapatilla ni nada.
Claro, que por lo visto antes había más respeto.
Y la autoridad de los padres y de los maestros y profesores no dejaba lugar a dudas.
Pero ahora... Buff!
Que sí, que me acuerdo cuando mi madre me decía, con la zapatilla en la mano:
-"¡Ven aquí!"-. Jo, y yo tenía que ir...
Sí, porque si no iba, era peor.

Ahora no hacen caso a nadie, y los pequeños Mussolinis que corretean por el mundo, lo primero que aprenden a decir es:
-"No me pegues, eh? Que te denuncio por malos tratos"-.

Está claro que la sociedad ha cambiado demasiado.
Sobretodo, en el caso de la educación de los chavales.

Besos, Isabel.

tia elsa dijo...

Que lindo post, es muy cierto todo lo que dices, nosotros podiamos jugar ne la calle libremente, recuerdo que salia a jugar a la tarde y volvia cuando me llamaban a comer, tuvimos una infancia libre y feliz,los niños ahora siempre encerrados entre cuatro paredes viven a través de la pc, la tv y las consolas de juegos, ese es su triste mundo, y cuando los quieres sacar a pasear pues se resisten, prefieren seguir con sus juegos.

Alijodos dijo...

Muy buen tema...Los niños hoy en dia no son educados ni en valores ni en respeto...Los padres no tienen tiempo...Hay que trabajar para pagar hiotecas, letras,pues la vida ha cambiado tanto que con el unico sueldo mediocre de antes vivian fdamilias numerosas y ahora con dos sueldos pa una familia de 4 es mñás complicado.. eEntonces en lugar de dedicarles el tiempo que sin duda merecen,y precisan, que es lo que está ocurriendo? Pues que se le dan toda clases de caprichos...Conozco chicos que tiene 4 tipos disrintos de video juegos y se pasan las horas encerrados en los mismos...A los hijos hay que ponerles limites lo necesitan por que les da seguridad que es lo que buscan, si no es así su mundo de accion se les amplia tanto que no saben que es lo correcto o no...Si tu acuestas por costumbre a tu hijo a las 8 y media o nueve en invierno con una rutina baño cena cuento y cama tus hijos se acostumbran a esa rutina facilmente..Los niños son un espacio virgen que hay que rellenar y los rellenamos segun nos educaron y las vivencias posteriores siendo con buen sentido comun unas pautas adecuadas..y a mi tambien me cayo una ostia de esas y tambien eramos 5 y tam,bien mis padre to el dia trabajando...y hoy en dia no estoy ni traumatizado por la ostia que me dieron a tiempo y creo que soy un hombre con una educacion adecuada que en gran parte debo a mis padres...Un besito
Saludos bloggerianos.

David dijo...

Hace unos dias alguien me dijo: me encantaria volver a tener 18 años. Yo respondi: pues yo no.
En esta generacion donde la moda es tomar extasis liquido o grabar palizas escolares con el movil, o tener que dar sentido a la vida con los videojuegos, ropas de marca y otras lindezas comparativas, no me hacen añorar otras edades. Cierto que hay jovenes que estan muy centrados, pero en porcentaje intuyo que se llevan la palma los otros. El avance social, la tecnologia, los McDonalds, la revolución informática y este "todo vale en el mercado del dinero" esta poniendo en grave peligro a unos cuantos millones de chavales.
Un abrazo Isabel

MARISA dijo...

puf...a mis padres les caeria perpetua también... me daban unas leches que me retumbaba la cabeza y si corriamos decia mi madre "no corras... si al final te voy a coger..:" esos cola caos por la cabeza...jajaj la traiamos por la calle de la amargura...

Fernando Manero dijo...

Una sentencia desproporcionada y a todas luces injusta. Ya veremos el chaval qué derroteros toma y cómo evoluciona la actitud de la madre, resentida, hacia un hijo que se ha salido con la suya. Y, mientras tanto, la justicia incapaz de poner a Fabra, el lotero pirulero de Castellón, en su sitio. Una vergüenza, esto de la justicia española

Isabel dijo...

Yo también creo que es una sentencia desproporcionada, además, si como imagino, el niño está acostumbrado a ciertos caprichos (como casi todos), ¿quien se los dará durante el año que no va a poder estar con su madre?. Por cierto, en el titulo del post tenia puesto "ITENTO" por "INTENTO", y nadie me había dicho nada... ¡por Diós, no dejeis que me coma las letras sin decírmelo.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Este es un tema.muy largo.. nos llevraia horas entender este tipo de comportamiento..
Se que los padres tiene la oblgación de educar a sus hijos, darle lo mejor que puedan y tratarlos con todo el amor del mundo.. peRo a veces estas cosas suceden..padres no educadores, niños maLcriados agresivos... SOn situaciones que se nos escapan de las manos... Espero que todo llegue a buen puerto...
abrazos.

Gabiprog dijo...

Un niño consentido será un adolescente tirano en el futuro.

No estoy a favor del castigo fisico,pero si que los castigos o los 'no regalos' deben estan bien ceñidos al comportamiento del niño, es importante que él sepa cuando su comportamiento es no adecuado sepa que hay ... consecuencias.

Un beso!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Eso es imposible, sólo de pensar lo complicado que debe ser... se me ponen los pelos como escarpias!
jajaja
saludos!

Montse dijo...

Suscribo punto por punto tu comentario.

Hemos pasado del blanco al negro, sin probar el término medio.

Ay mi madre la pobre!!! La cantidad de veces que me ha plantado la zapatilla donde podía, porque me hice una experta en esquivar.

Lo siento no sólo por la madre. El hijo alejado de su madre y con ese antecedente, el futuro puede ser caótico sobre todo para el hijo. Los padres lloramos la pérdida de un hijo pero cuando un hijo se queda sin padres que le marquen el camino día a día y le den la protección además del cariño, se queda peor que desvalido.

Me ha encantado tu comentario

Besitos encanto

Assumpta dijo...

Buen tema, Isabel...

Como creo que dice la mayoría, se ha pasado de algunas salvajadas como aquello de quitarse "la correa" y atizar con ella (o sea, a latigazo limpio) a no poder poner una mano encima...

Yo no soy partidaria en absoluto del castigo físico... pero ¿qué entendemos por castigo físico? porque yo no tengo hijos pero a mi sobrino mayor le he dado un azote en el culo, de modo suave por supuesto, en dos ocasiones...

Una por andar descalzo en invierno cuando acababa de salir del hospital por neumonía y tras haberle avisado, a la tercera le agarré y "pam, pam, pam" tres palmetazos en el culo. Se quedó serio... se metió en la cama y a los cinco minutos me llamaba por si quería hacer un puzzle.

La otra vez estaba jugando a pelota dentro de casa (de mi madre) y yo estaba muy cerca. Tengo las rodillas mal porque tengo artritis desde bien joven... le avisé "ojo con la pelota, vigila, que si me das en la rodilla me harás mucho daño" y... plasss en la rodilla!!
Me dí perfectamente cuenta de que había sido sin querer, pero haberse quedado cuando ya le había avisado, y seguir dándole a la pelota justo ahí mismo eso no fue hecho sin querer... e hice lo mismo... esta vez sólo fue uno, pero lo recibió, puso morros y se fue a otro sitio a jugar.

En fin, que no defenderé a esta madre, pero creo que esta condena es muy exagerada y que el crío debía ser un buen elemento...

Maria Luisa dijo...

Mis hijos se "llevan" nueve años de diferencia, y en ese tiempo todo cambio, y más cuando fueron adolescentes.
La verdad que note que la educación ya fue distinta, a la niña se le consintió más que al niño.
Creo que nos ablandamos más ahora, y dudo si hacemos lo correcto.
¡Que dificil es ser padres ahora!.
Un beso grande Isabel.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

No puedo juzgar sin ser testigo ni conocer lo que realmente pasó. Con lo cual lo de esa pobre señora no puedo ni debo juzgarlo.

Eso sí, creo que nos estamos pasando un poco de la raya. Hemos pasado del autoritarismo de profesores y padres que existía en nuestras épocas, al más absoluto desprecio por la autoridad - venga de quien venga -.

Como el principio físico de que a cada acción le corresponde una reacción. Aquí hemos pasado de la "A" a la "Z"...sin pasar por ninguna otra letra.

Para retomar el cauce sólo veo una salida...Dotar de nuevo a los profesores de la autoridad que merecen y protegerlos, mimarlos para que sean capaces de educar..a los niños y...A LOS PADRES.

Saludos amiga¡¡

toñi dijo...

La verdad Isabel es que lo tenemos muy dificil. Yo no soy partidaria de la violencia, pero a veces el comportamiento de los niños pueden ponerte los nervios a flor de piel. Desde Luego ese castigo no me parece justo por el niño particularmente. Que hará durante un año sin su madre?, -sufrir!. Ese Juez le va a causar un daño irreparable que ese niño jamás podra olvidar.

Muy bueno Isabel. Un beso

Isabel dijo...

Hola tocaya! Muy acertado el tema que tocas, precisamente de él hemos estado hablando esta noche en casa. Bueno; somos 5 con edades comprendidas entre los 73 y los 20 y todos hemos coincido en el mismo razonamiento. Los niños y luego los adolescentes necesitan limites, es que con sus actitudes los demandan. Si no se los ponemos se sienten ignorados y la situación se hace una espiral, que desde luego los va a perjudicar mucho más que beneficiar. De ninguna de las maneras soy partidaria de la violencia, ahora bien el poner límites se consigue sin ella, solo es cuestión de castigar cuando sea necesario y premiar cuando sea merecido. Luego es imprescindible dialogar, explicar, razonar y pasar todo el tiempo posible con ellos o en su defecto que lo pasen personas de nuestra absoluta confianza. Aunque los padres tienen una misión para con sus hijos que nadie puede cumplir por ellos. Si no van a poder, pues a veces es mejor no tenerlos, ser padres no es tarea fácil. Requiere mucho tiempo y muchísima dedicación. Eso es calidad de vida y no que nuestros hijos tengan lo último en tecnología, ropas de marca, juguetes que van a usar un día…
Y bueno sí, es preferible darles un cachete a tiempo antes que permitir que sean pequeños monstruitos tiranos….me parecen desmesurados los derroteros por los que avanza nuestra sociedad “moderna”.

Un placer leerte. Me ha gustado mucho tu blog en general, pero me han llegado dos post en particular: la carta a tu padre y la historia del señor Antonio, muy bonitas y emotivas ambas.
Gracias por pasarte por mi sitio.
Besos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

escelentes reflexiones

mar dijo...

Con solo esos datos no podemos saber si esta señora ya había tenido algun otro incidente o fue el primero, así que yo no soy quien para juzgarla pero lo que sí me atrevo es a decir que yo les he dado una torta a mis hijos o un cachete, y que no me arrepiento de ello , creo que se lo dí en un momento oportuno,(a ver no les he caneado cada dos por tres, pero si alguna vez por una mala contestación o por una salida a destiempo) luego, puede que yo también mereciese ir a la cárcel.

Acabamos de terminar un curso sobre prevención de drogadicción en el colegio y se tocan muchos temas y uno de ellos era la clase de padres que somos, y como siempre digo la mejor manera es un termino medio ,ni ser padres consentidores y tolerantes al 100% pues los niños necesitan límites, ni padres autoritarios que los hijos no se atreven ni a moverse de la silla.

Creo que tenemos que tener muy claro que un padre es un padre, intentar ayudar y escuchar siempre al hijo pero sin olvidar lo que somos.

Bueno es un tema con el que me podría tirar mucho escribiendo porque soy un loro si me dan cuerda asi que no te canso más.

¡¡¡Feliz semana!!!,besitos.

fantasía dijo...

Paso palabra... este tema que propones es demasiado importante, para la poca actividad cerebral que tengo hoy. Volveré cuando se me activen las neuronas.
jeje
saludos

Arcángel Mirón dijo...

Nada de esto es buena señal. Ni los golpes de la madre hacia el niño, ni que el niño le lance una zapatilla a su madre.
Ahí hay algo más grave que un moretón.

Juancar dijo...

Tienes toda la razón en que antes muchas de nuestras madres habrian muerto fusiladas,ni tanto ni tan calvo ,en el termino medio esta la virtud.

Hoy en día los niños estan demasido consentidos y han perdido los valores fundamentales paar la convivencia como el respeto a los demas.

Lo que dices de pasar más tiempo con ellos y hablar,puede ser cierto,pero como tu dices antes nuestros padres trabajaban de sol a sol,en muchos casos las madres también y si no lo hacian tenian tanta faena en casa que no nos podian tampoco dedicar mucha atención paar hablar,y esas cosas...y aun asi eramos mucho más respetuosos,edacados yr esponsables que la mayoria de los de ahora.

Este acso habria que estudiarlo a fondo no creo que eso sea sólo por una agresión,quizas el colegio y los serviccios sociales ya estaban detras de esa madre por hechos similares.

Un besazo y muy buen post

Sibyla dijo...

Yo también tuve una madre pegona, y lo hacía con la zapatilla porque dice que con la mano, ella se hacía daño; pero eso no significa que no me quisiese, sino todo lo contrario, la disciplina me ayudo a ver que no todo el monte es orégano.
Creo que la jueza de ese caso que citas se ha extralimitado.
Estamos convirtiendo en pequeños tiranos a los pequeños de la casa. Ellos necesitan guía y dirección.

Un abrazo:)

Mari Carmen dijo...

Yo tampoco entiendo nada. Está claro que uno no puede cebarse y acribillar al nene a tortazos, pero de ahí a lo que ha hecho este juez... Seguro que su madre más de un zapatillazo le dió, como a todos nos ha pasado, y que yo sepa yo no tengo ningún trauma.

Pues es lo que les faltaba a los nenes para chantajear a los padres, más de lo que ya lo hacen.

Un abrazo,

Piedad dijo...

Nos hemos pasado de un extremo a otro, aunque yo no puedo decir que me pegaran mucho, alguna que otra torta pero sin importancia eso sí. No sé si era esa mi forma de ser, o eran mis padres que me educaron con su ejemplo, el caso es que nunca recibí ningún cachete fuerte. El caso de esta señora de Jaén es muy fuerte y habría que saber a fondo el comportamiento del niño y de la madre, porque como ya se ha dicho, el niño puede ser un niño reverde y a la vista está cuando le tiró la zapatilla, claro, que tampoco sabemos la educación y el ejemplo que está recibiendo, pero visto desde los años de mi infancia, sería normal. En fin, esto de educar a los niños de hoy es muy difícil. Yo no los tengo pero comprendo que no es fácil.

Un beso.

marbu dijo...

Hola Isabel, ¡Tienes tanta razón!,
¿Quién no ha recibido un azote, en su momento? y ¿la madre con la escoba (era lo típico), detrás de una?, por alguna trastada que hacíamos. Ahora es todo tan delicado. Para mí ha sido un accidente, nada más, y esta madre tiene que estar sufriendo mucho.Un beso.

libra dijo...

En general está claro que tanto en casa como en los colegios los niños cada día son más consentidos, y no les digas una palabra más alta que otra y menos aún un cachete, nos hemos pasado a otro extremo, y ni el de antes está bien ni el de ahora...pero también está claro que siguen existiendo maltrato a los niños por parte de padres, y sí que es de denunciar en caso de que así sea, en este caso en particular, supongo que para una condena así antes tendrían que ver si hay antecedente de malos tratos...

Un beso.

guillermo elt dijo...

Isabel... Muy de acuerdo. Yo, cadena perpetua, silla eléctrica y garrote... jejeje... bueno, dejémoslo en perpetua... Bueno, ques broma, algún cachete que otro en el trasero.

Para mí, hay algo fundamental en la educación de los hijos, y es prepararlos emocionalmente para saber enfrentarse a los problemas. Crearles responsabilidades desde pequeños. Enseñarles a combatir el sufrimiento... claro, no cobijarlos en cajitas de cristal...: "Mamá, mira, qué le pasa a ese perrito??? ... Está dormidito, hija... dormidito"

Dormidito???... joder, muerto rematao y espachurrao por un coche.

Entiendes lo que quiero decir, verdad??? :)

Así creamos... bueno, lo que sea, que tampoco algunos padres tienen la culpa de no saber educar a sus hijos... ni yo tengo la panacea de la educación de las mías, ni mucho menos.

Bueno, te dejo ya y te recuerdo al juez de menores Emilio Calatayud. Lo conoces??? Supongo que de sobra. Pues estoy de acuerdo con el al... bueno, al 99,99%, que tampoco quiero ser extremista.. jeje

Besicos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Anda que no tienes razón!!! Hay que tener tiempo de poner contra la pared a un niño cuando no tiene razón, de castigar con no ver la tele y dedicar más tiempo, en vez de que ese tiempo lo inviertan ellos en violencia. Hay que invertir tiempo en nuestros hijos que para eso los traemos al mundo y no, para comprarles unos jueguecitos y que se queden en su cuarto sin hacer ruido y sin molestar. No entiendo que está pasando, pero creo que la mayoría de las veces, queremos mascotas en vez de hijos.

Besicos guapa.

sporas_47 dijo...

Pienso que la sentencia le hará más daño al niño que a la madre, porque solo las madres aguantamos a nuestros hijos, nos hacen una travesura, los perdonamos y los seguimos amando, me gustaria saber quienes tienen ahora al niño, a ver si esas personas aguantaran las travesuras del niño, deberian regular las leyes quiza bazarse en la Biblia que en las cortes lo tienen de adorno, encontré unos versiculos que quiero compartir con ustedes, por ejm. en Prov.13:24 dice-"El que retiene su vara odia a su hijo, pero el que lo ama es el que de veras lo busca con disciplina"- Otro dice Prov.19:18-"Castiga a tu hijo mientras exista esperanza; y no levantes el deseo de tu alma para darle muerte"- ; Prov.22:15-"La tontedad esta atada al corazón del muchacho; la vara de la disciplina es lo que la alejará de él."- En Prov.23:13 dice:-"No retengas del simple muchacho la disciplina. En caso de que le pegues con la vara, no morirá. Con la vara tu mismo debes pegarle, para que libres su mismísima alma del Seol mismo"- y la última Prov.29:15-"La vara y la censura son lo que da sabiduría, pero el muchacho que se deja a rienda suelta causará verguenza a su madre"- y hay una para los padres que me gustó mucho en Efesios 6:4-"Y ustedes padres, no estén irritando a sus hijos, sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental del Señor."-.
Así que no se porque ahora no los podemos castigar, hay tantos jovenes con sus caminos torcidos, delincuentes, drogadictos etc. y encima le echan la culpa a su padres por no criarlos bien dicen, entonces las leyes deben ser reguladas, en caso de tortura por ejemplo ya seria algo extremo no?.
Buenisima Isabel.

irene dijo...

Difícil tema, estoy totalmente en contra de los maltratos físicos, aunque sea a pequeño nivel, pero comprendo que las madres también son humanas, y a veces los niños son muy rebeldes, quizá un castigo privándoles de los que más les guste sería mejor, algunos críos se acostumbran a los golpes y no hacen caso de nada.
De todas formas, tengo un amigo que dice que con los hijos, lo hagas como lo hagas, lo haces mal.
Besos, Isabel.

Hache XX dijo...

Este es el futuro que estamos creando, unos por acción y otros por omisión. La falta de valores de la sociedad empieza por la falta de valores en la familia, y lo peor está por llegar.
¿Qué pasará cuándo estos hijos mal criados de hoy sean los padres del mañana?
Si de pequeños no te respetan y no se le inculca el respeto hacia los demás ¿qué pasará cuando sean mayores y tu estés vieja e impedida físicamente? ¿qué pasará cuándo se enfrenten a otro que tampoco respeta nada?
Me hago miles de preguntas y todas tienen respuestas inquietantes.
Saludos.

Hache XX dijo...

PD. He hablado en general. No creo que sea necesario comentar que una cosa es emplear un medio coercitivo para imponer educación y otra, totalmente diferente, es el maltrato. Son conceptos diferentes.
¿os imagináis que castigues al niño sin paga semanal y os acusen de maltrato psicológico?
Tema peliagudo, dónde los haya.

Ana dijo...

Bueno,pués yo con tu madre,cadena perpétua....
Los tenemos muy consentidos y luego pretendemos que nos obedezcan a la primera.Imposible!!!
Por supuesto que estoy en contra del maltrato, pero un buen cachete a tiempo nunca hizo daño a nádie!

Besitos

P.S.
Juraba que había posteado ya....

Carmen dijo...

Mi educación fue muy parecida a la tuya, ya que mi padre trabajaba todo el día y éramos tres hermanas.
Pero también tengo que decir que mi madre no trabajaba y estaba todo el día con nosotras con lo cual si tenía que darnos un castigo o algún que otro azote era ella la encargada de hacerlo, y nunca se me hubiera ocurrido pensar que ella estaba haciendo mal si no todo lo contrario, me lo había ganado por desobediente... Los tiempos ha cambiado mucho y creo que no favoreciendo la educación de los niños.

Besos y que tengas una linda semana

Sombras en el corazón dijo...

Es un círculo vicioso ese.
No suelo opinar porque aún no tengo hijos, y lo que diga, suele acogerse con una sonrisita.
Pero creo que están muy muy consentidos. Patadas, insultos que son faltas de respeto... impensable cuando era pequeña. No es que no se hicieran travesuras, y a veces grandes travesuras, pero se desarrollaban en un contexto limitado, no como la norma del día.
Ser padre no es nada fácil, y es una responsabilidad muy grande con el ser que traes al mundo.

Un beso, guapa

Sombras en el corazón dijo...

Fui y volví: te dejo este enlace a un post que escenifica lo que quise decir. Es una trastada de las buenas, de recibir premio gordo, pero no es falta de respeto, si no una niñería; eso sí, tremenda:

http://mary-mary-christmas.blogspot.com/2008/12/los-hijos-de-mis-amigas.html

Copia y pégalo en el google y verás; ya me dices.

Cornelivs dijo...

Me gusta tu post, y comparto tu opinión.

De hecho, la mujer en cuestión es de Pozo Alcón (pueblo de mis suegros), y conozco a esa familia. Son muy buena gente.

Insisto en que me gusta tu reflexión, Isabel. El Código Civil dice que los padres en el ejercicio de la patria potestad "...podrán corregir razonable y moderadamente a los hijos".

No estaria de más que este legislador tan "sabio" que tenemos, nos explicara, exactamente, los limites y el contorno de esa figura: "Corregir razonable y moderadamente a los hijos".

UN ABRAZO...!

El iResponsable dijo...

Yo tengo dos hijos, una niña de casi 7 y un enano de casi 2.
Es importante irlos educando así de pequeñitos y soy de los que una palmada en el pañal no duele nada pero ayuda mucho.
Yo digo que palmada sí, pero solo cuando sea estrictamente necesario y que a poder ser el dolor físico sea menor que el psicológico.

El iResponsable dijo...

PD: A mi madre seguro que también le quitaban nuestra custodia.