C O S A S D E C I U D A D

"DE LO QUE PASA POR MI CIUDAD O POR CUALQUIER OTRA"

lunes, 1 de septiembre de 2008

LA IGLESIA Y LA HOMOSEXUALIDAD


Históricamente, la Iglesia ha condenado la homosexualidad, y ha discriminado a toda persona con preferencias sexuales "no heterosexuales", catalogando incluso como enfermos a homosexuales y bisexuales. Esta "enfermedad" (según la iglesia), puede tener su origen en causas morales y psicológicas, aunque (según la iglesia), no está demasiado claro, porque incluso podría ser una predisposición orgánica o ser una mala influencia adquirida por un clima educativo familiar "poco recomendable", y hasta "vaya usted a saber", podría ser hereditaria. La masturbación, sin embargo, no es ya una enfermedad (según la iglesia), sino una perversión. (Creo que la humanidad es perversa).De lo que nunca habla la Iglesia, es de la homosexualidad DENTRO DE LA IGLESIA, pero ese no es el problema, un sacerdote es un hombre, y por tanto sus preferencias sexuales son cosa suya y de nadie mas, el problema llega cuando hablamos de pederastia. Un informe de la BBC, declara que en los EEUU, el 4% del clero católico en ese País, ha estado implicado en prácticas sexuales con menores (hablamos de unos 400 sacerdotes). Y mas cerquita, una investigación realizada por la universidad de Salamanca y publicada por el Ministerio de Asuntos Sociales, determinó que del total de españoles que han sufrido abusos sexuales siendo menores, el 10% asegura que fué abusado por un sacerdote católico. Señores obispos, cardenales y curas, eso si es estar enfermo. Los homosexuales y los bisexuales, son hombres y mujeres que practican el sexo y que aman a otras personas de su mismo sexo, que trabajan, que viven en sociedad y que pagan sus impuestos, e incluso muchos, creen en Dios, que no en la Iglesia, al menos, yo no. Los pederastas son unos enfermos que abusan de niños y niñas engañándoles y amenazándoles, y dejan en esos niños secuelas psicológicas que arrastrarán de por vida. Eso si es pecado señor cura, eso si es perversión señor cura, eso es para cortarle los huevos señor cura.

9 comentarios:

amor y libertad dijo...

isabel, ni todos los curas son pederastas ni todos los pederastas son curas, hay que huir de lo fácil

bs

Isabel dijo...

Ni todos los curas son pederastas, ni yo digo que lo sean, pero es desde la Iglesia desde donde se ataca a la comunidad homosexual y se la tacha de "enferma", cuando entre sus filas hay un porcentaje muy alto de homosexualidad que no lo reconoce, y no es precisamente el problema el que sean homosexuales, sino que muchos (no todos), han utilizado los hábitos para abusar de menores, y con conocimiento de causa te digo, que han embarazado a mas de una menor, y el castigo que se les impuso fué el traslado de parroquia. Antes, estas cositas no se podían denunciar, eran intocables los curas y la Iglesia, pero ahora, muchos niños que entonces fueron abusados, lo han hecho público al cabo de los años.

Ronini dijo...

En la Iglesia no se puede generalizar y tampoco en la sociedad laica. ¿Todos los homosexuales son promiscuos?¿Todos los hombres son infieles?¿Todas las mujeres son iguales?..

No creo que ninguna de estas respuestas sea afirmativa, entonces ¿todos los curas son pederastas?¿los sacerdotes son homosexuales? No, claro que no.

toñi dijo...

La sociedad,la iglesia,.... a lo largo de toda la historia se ha hecho mucho daño a la humanidad y como siempre los mas perjudicados han sido los niños entre otros muchos.
Para mi los homoxesuales son personas como las demas, cada uno es libre de vivir su vida como le de la gana. Todos deberiamos respetanos un poco mas y juzgar a los demás un poquito menos.
Eso sí, todo aquel que se demuestre haber cometido algún acto de ese tipo sea cura, u obispo, o cualquiera de a pie, deberia pasar el resto de su vida
encerrado entre cuatro paredes y a pan y agua. Pero sin salir jamás a la calle.

Hoy he puesto tu nombre en mi publicación, espero que no te moleste.
Un beso..

Isabel dijo...

Claro que no me importa Toñi, yo he querido porner el tuyo también en mi blog, pero no me sale, cuando pincho, me sale otro blog que no es el tuyo. En cuanto mi hija tenga tiempo me lo pone, que es la experta. Un beso

Mayela Bou dijo...

Isabel: el problema de la iglesia, en mi muy particular manera de pensar es: que tiene una doble moral, y eso es algo que se aleja de las doctrinas del verdadero cristianismo.
Es triste darse cuenta del abuso que comenten los sacerdotes, pero también es tan satisfactorio ver a sacerdotes dar la vida por su fe, muy pocos por cierto.
Los homosexuales son gente común y corriente con derecho al amor, a la vida, a la felicidad…
En mi país ese es un tema que ni siquiera se toca, por que entonces estas siendo parte de ellos, en El Salvador estamos a años luz de que se les acepte y se les vea como personas normales, y la iglesia tiene mucho que ver en que las personas no tengan piedad, caridad, misericordia a la hora de juzgar.
Gracias por compartir el cafecito!
Un abrazo!

Isabel dijo...

Esta claro, que hay sacerdotes que hacen mucho por los demas, desde el principio he dicho que no son todos, pero si como tu bien dices, arremeten contra la homosexualidad, haciendo que la gente fiel a la Iglesia se crea a pie juntillas lo que predican, y piensen(por que lo dice la Iglesia), que un homosexual es un enfermo. Gracias por tu comentario. Un beso

RAMPAEL dijo...

No hay nada peor que "ver la paja en el ojo ajeno, y no ver la viga en el suyo" utilizando una terminología bíblica.
Creo que el trasfondo del problema es simplemente que es mejor para mantener a la gente "controlada" pues "meterle miedo" diciendo que este tipo de cosas son inmoral.
Desgraciadamente la Iglesia tiene muchas cosas que callar que se han hecho en nombre de Nuestro Señor Jesucristo y las han callado porque se creen en posesión de la verdad absoluta.
Al igual que en esta sociedad, donde se nos ha hecho creer una historia oficial y se nos ha ocultado otras cosas.
Realmente no sé si ésta era la Iglesia que quería fundar Jesucristo, porque todo es a base de interpretaciones, ya que no existe la verdad absoluta ( y esto es absolutamente cierto, como dirían Les Luthiers)
Un saludo
Rampy

David dijo...

Pienso que todas las religiones son restrictivas. El ser humano no está hecho para que le pongan puertas y muros morales que nos impidan desarrollarnos. Todo eso acaba en infelicidad. ¿Quién tiene derecho a hacer infelices a la gente naturalmente libres? Desde luego la aplicación de unas normas religiosas a una vasta masa de millones de personas no es el camino del entendimiento. Ese camino es del respeto. Y a mí nadie me cataloga de enfermo porque no me da la gana de admitir. Podemos caer en aquello de no todos son malos ni todos son bueno, obviamente. Eso ya lo sabemos. Pero hay que generalizar para intentar llegar a una conclusión sociológica concreta. Si no podemos caer en lo fácil, no caigamos ninguno en lo fácil: es un arma de doble filo. Mi solución de vida ya la tengo: respeta la vida de los demas, e ignora a los intolerantes que no dejan de molestar a las vidas ajenas.
Saludos.
David.